Womuk-agencia-logo

7 principios para estrategias sólidas de marca digital en 2022

Contenido:

Una gran parte de la consultoría de marca en estos días implica educar a las propias marcas sobre lo que necesitan para un éxito duradero. A menudo, eso se reduce a explicar algunos problemas elementales con el sentido intuitivo que guía la marca efectiva.

Es bastante fácil mostrarle a la gente que las marcas pueden representar más que un producto físico: la función principal de las marcas es consolidar y empaquetar una colección de ideas sobre algunos aspectos distintos. cosa allá afuera en el mundo. Sin embargo, a menudo, expresar cómo las marcas construyen su significado requiere un poco más de trabajo.

Creemos que la ecuación atómica para la creación de marcas es bastante simple: las marcas son la suma de identidad y reputación. B=I+R. Si bien eso es bastante simple, BIR no siempre vuela en una sala de juntas. Pasamos un tiempo analizando mejores soluciones en tiempo real y creamos siete principios básicos para redirigir el enfoque de los consultores y guiar nuevas conversaciones sobre la creación de grandes marcas.

Estos son los principios para una marca sólida en los que hemos aprendido a apoyarnos:

1. Las marcas no son personas, sino tecnologías de personas

Las marcas efectivas son más que marcas registradas: encarnan personas, sus equipos, causas compartidas, pasiones y sumas de enfoque más que sus partes.

Sin embargo, pensar en la marca como una persona ignora lo que los hace forzar multiplicadores en primer lugar. Recordando a las marcas que son singular incluso mientras están colecciones ayuda a identificar lo que es tan raro acerca de su combinación de activos. Ese núcleo singular es lo que debe sobrevivir a medida que el cuerpo de la empresa construye, organiza, deconstruye o se renueva para diferentes funciones porque la singularidad del núcleo es lo que la gente busca cuando elige una marca.

Puede que no se tenga en cuenta el gusto, pero debería haber responsabilidad por las percepciones y los sentimientos de las personas acerca de esa tecnología. Reconocer que las marcas son tecnologías también significa aprender a tratar la marca como cualquier otra caja de herramientas, con mantenimiento y todo. Preferimos abrazar a las personas que componen una marca junto con una crítica igualmente rigurosa y saludable de las limitaciones de la marca como dispositivo mecánico.

2. La autenticidad es fugaz; el alma es para siempre

Mantener el enfoque también es importante para gestionar el flujo de intangibles a procesables. Ya sea en su identidad o en sus productos, cada marca proyecta posturas y perspectivas. ¿Cómo se relaciona su proceso de toma de decisiones con su sentido de sí mismo? ¿Qué dirige la ética de una marca? ¿Quién está realmente al mando? Esas preguntas definen el alma de una marca, y ninguna consulta compensa ignorarlas.

Las marcas sostenibles son más que meros sellos de calidad. Una vez que las personas tienen una idea clara del interior de la marca, el exterior se forma de manera más orgánica. La autenticidad puede convertirse en un desvío si es necesario, pero ya no ocupa espacio como un objetivo discreto. Entonces, la atención puede desviarse de encontrar el próximo monopolio temporal. En cambio, las preguntas más útiles se vuelven más inmediatas: ¿a qué nicho sirve mejor nuestra alma? ¿Cómo definimos eso como exclusivamente nuestro? ¿Estamos completamente equipados para poseer ese espacio ahora?

Si lo construyes, se ejecutarán.

3. Los sentimientos son sagrados

Maya Angelou estaba en el dinero aquí: «Al final del día, la gente no recordará lo que dijiste o hiciste, recordarán cómo los hiciste sentir». Para que las marcas eduquen a los consumidores, deben desencadenar emociones tanto en el nivel consciente como en el subconsciente. Eso también requiere un cierto nivel de respeto. Desencadenar los sentimientos equivocados es lo mismo que generar expectativas objetivas, por lo que si una marca no puede seguir adelante con los sentimientos, estos quedan mal. Nuestro objetivo es evitar lo que no se puede entregar y profundizar en lo que queremos ofrecerles.

Ese respeto puede convertirse en una calle de doble sentido. ¡Animar al público anima al equipo! Si eso no está sucediendo, mire dentro en lugar de fuera, y trate de encontrar lo que falta en el interior. Realice los cambios que desea ver en el mundo, para que los clientes puedan devolverle su respeto.

4. ¿Sin comunidad? Sin contexto. ¡Sin marca!

Dado que no puede complacer a todos, y nunca tendrá tiempo para intentarlo, encontrar su comunidad debe ser una prioridad. Si hablas con la gente de tu comunidad y realmente escuchas, crear para ellos es mucho más fácil.

La parte de hablar parece fácil desde la distancia. ¿Hacer algo que la gente realmente escuche? Eso requiere una buena cantidad de escucha antes de finalizar los planes. Armonizar ese plan con consistencia es lo que hace que una marca sentir eficaz.

Las comunidades suelen marcar la diferencia entre un buen producto y una marca sostenible. Los equipos creativos a menudo se ralentizan cuando tienen que preguntarse sobre el contexto objetivo, el tiempo que podrían dedicar a innovar y, bueno, a crear. ¿Por qué gastar energía en cosas que no son tu especialidad? ¡Ve a buscar esa información de la boca del caballo!

5. Actionables Beat Pensamientos y oraciones

Desarrollar una marca en algo que se conectará requiere mucha consideración. Teniendo en cuenta las reputaciones, los contextos e incluso la simple suerte, hay tanta entropía en la marca como en cualquier otro lugar de nuestro universo en expansión. Esperar que algo cambie a tu favor ignora la posibilidad de convertir una apuesta en un plan de juego. La diferencia para el marketing es que las marcas no ocurren solas, por lo que hay infinitas más posibilidades de soluciones a través de conexiones.

En otras palabras, nunca ignoramos el poder de la empatía. Medir la empatía es difícil, excepto por su implicación en otras métricas. Eso no significa que no debamos esforzarnos por proyectar empatía a la misma escala que las operaciones más tangibles. ¡El diálogo constante nos ayuda a sobresalir y brillar intensamente! Y no puedes rezar para que desaparezcan las canas.

6. Las agencias no son balas de plata…

Descubrir los conceptos básicos de la identidad de una organización es una ciencia. Traducir esa fórmula alquímica en una marca es un arte. ¿Equilibrar la sinceridad con el estilo? Encuentra eso en una hoja de cálculo, si puedes. Las agencias de marketing y branding ciertamente ofrecen nuevas opciones para implementar el cambio y mejorar los activos creativos.

Esperar o prometer que esas soluciones impulsen la innovación en toda la maquinaria de la marca pierde el valor real de la agencia.

7. ..Pero esas colaboraciones pueden encontrar oro.

Al cliente, nuestros mejores éxitos sucedieron junto a marcas ansiosas por que trabajáramos con ellos, en lugar de por debajo a ellos. Todos nuestros fracasos más frustrantes provienen de la falta de interés en una asociación real.

En las escalas de confianza colaborativa y éxito de marca, ese gráfico traza una línea recta. Es fácil olvidar que, al final del día, la cooperación es la actividad decisiva de las empresas que perduran. ¡Así que abre!